ÚLTIMAS NOTICIAS
Inicio / Chistes

Chistes

Humor con Guíame:

  • Señora, si quiere que le arregle bien el motor –le dice el mecánico que está debajo del coche-, cierre las piernas o váyase a dar un paseo, por favor.
  • Pedrito le pregunta a Jaimito: -¿Qué hora será? –Pues…, si hace quince minutos tus hermanas se metieron en su habitación y después llegaron sus novios y se encerraron con ellas, deben de ser las tres clavadas.
  • Creo que me estoy volviendo zoófilo. -¿Te gustan los animales? – No, pero como todos dicen que mi mujer es una perra y mi amante es una zorra.
  • Mi mujer me engaña con mi mejor amigo. – ¿Y cómo sabes que es con él? – Porque sólo mi mejor amigo sería capaz de acostarse con ese adefesio.
  • Doctor cuando hago el amor con mi mujer me pasa algo muy raro: unas veces tengo muchísimo frío y otras muchísimo calor. –Y, ¿y cuántas veces hace usted el amor al año? –Dos, una en verano y otra en invierno.
  • Doctor que puedo hacer para que este año mi mujer no se quede embarazada en vacaciones? –Llévesela con usted
  • Una anciana le cuenta a su mejor amiga: -Me voy a casar con un chico de veinte años. –No seas tonta, no ves que puede ir tras tu dinero… -Sí pero para llegar a la caja fuerte hay que pasar primero por mi cama.
  • Una anciana le dice a un jovencito: -Sabías que las gallinas viejas hacen mejor caldo? –Sí, cierto, pero yo soy vegetariano.
  • Todo lo bueno y placentero de la vida es malo, engorda, hace daño o es pecado.
  • En el confesionario: -Padre, me acuso de que cada vez que veo a un hombre, me tiemblan las piernas. –Pero ¿Cuántos años tienes, hija mía? –Ochenta y cinco. –Bueno, en ese caso reza dos avemarías y cinco padrenuestros, y no te preocupes, que eso es reúma.
  • Papá – pregunta un chico a su padre-, ¿tú vas de prostitutas? – No hijo, para nada. -¡¡Vaya, qué lástima!! ¿Entonces a quien le regalo las entradas del salón de relax que gané en el sex-shop la semana pasada? – Bueno, te las cojo por no hacerte el feo, pero no se lo digas a tu madre… -Qué casualidad, lo mismo me dijo ella con las entradas de boys.
  • Un chico presume ante la chica: -Cuando me la veas, te vas a asustar. Ella contesta: -Me conformo con no decepcionarme.
  • Entre amigas: -A mi marido le gusta hacerlo con la luz encendida. – ¿Le gusta verte desnuda? –No es que tiene muy mala puntería…

Envíanos tus chites al WhatsApp Guíame: 695800287

– Amor mío, me gustaría que todo volviese a ser como antes. – Sí ¿Como cuando nos conocimos? – No, antes… – Mi amor, lamento decirte que tengo un retraso. – No te preocupes mi amor, siempre lo he sabido y te quiero igual. Después de hacer el amor, le dice la esposa al marido: -Me has hecho la mujer más feliz del mundo. -Exagerada. -Bueno, de España. -Exagerada. -Vale, de la ciudad. -Exagerada. -Me pillaste. No lo pase bien. ¿Echamos otro? ¡¡Exagerada!! -Cariño ¿Quieres que pasemos los dos un fin de semana perfecto? – ¡Vale! – Pues nos vemos el lunes… Es una pareja, y le dice el hombre a la mujer: – Cariño, dime una palabra con amor. – AMORTIGUADOR.

Una novia envía un mensaje por teléfono móvil a su novio, con el siguiente texto: Si estas durmiendo, mándame tus sueños. Si estas riendo, mándame tu sonrisa. Si estas llorando, mándame tus lágrimas. ¡¡¡ TE AMO!!! El novio le responde: – Estoy cagando… ¿Qué hago? – Oiga señor, quiero decirle que yo estoy enamorado de su hija y no por el dinero. – ¿Y de cuál de las cuatro? – Ah pues… de cualquiera, de cualquiera. Adán y Eva paseaban por el paraíso Eva pregunta: – Adán, ¿Me amas? Y Adán refunfuñando: – ¿Tengo otra alternativa? – ¿Con cuantas mujeres has estado antes de que nos conociéramos? – Las suficientes, eso no es importante mi amor. – ¿Cuantas, querido? – Es que no quiero disgustarte…. Bueno, déjame que cuente; una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once, doce, trece, catorce, quince…

Una mujer acompaña a su marido a la consulta del médico. Después del chequeo habitual, el médico llama a la mujer sola a su despacho y le dijo: – Señora, su marido tiene una enfermedad muy grave, combinada con un estrés terrible. Si no hace lo siguiente, sin duda el morirá. Cada mañana, prepárele un desayuno saludable. Sea amable y asegúrese de que este siempre de buen humor. Prepárele algo rico para comer, que le alimente bien y que pueda llevar al trabajo. Cuando regrese a casa debe esperarlo con una cena especial. No lo agobie con tareas, porque podrá aumentarle el estrés. No hable de sus problemas ni discuta con él, eso agravara su estrés. Intente que se relaje por las noches, utilizando ropa interior “sexy” y dándole muchos masajes. Y lo más importante, haga el amor con el varias veces a la semana. Si puede hacer esto durante los próximos 10 o 12 meses, creo que su marido recuperara su salud completamente. De camino a casa, el marido le pregunta a su mujer: – ¿Que te dijo el médico? – Que te vas a morir

– Y… ¿ como va tu vida amorosa amigo mio?
– Pues como la Coca-Cola.
– ¿Como la Coca-Cola!  ¿y eso como es?
– Pues primero Normal, después Light y ahora Zero.